Páginas

lunes, 7 de abril de 2014

Por ese motivo, relatos desde Cuba



Por Martha Ríos, periodista y locutora de Radio Habana Cuba 

La vida de los pueblos está hecha de esos hombres a quienes la única riqueza que los cubre es la sencillez. Son sus hazañas cotidianas en el surco, el taller, frente al fogón, la cartilla, el pincel o en una sala de hospital, donde se fragua el temple que los hace trascender.

Encontrar esas historias no es difícil entre cubanos, artífices de una patria que desde siglos se ganó el respeto de poderosos, inclusive.

Contarlas es otra cosa. Un puñado de anécdotas y testimonios, acopiados en el ejercicio de su profesión, motivó a la periodista Nuria Barbosa León (La Habana 1966) a labrar, cual orfebre, sus primeras crónicas enriquecidas con las técnicas de composición aprendidas años ha, en talleres literarios.

Dividiendo o multiplicando las horas que dedicaba a su familia, los vestales oficios, la edición de la Página Web de Radio Habana Cuba y como redactora en el periódico Granma Internacional, escribió durante una década, medio centenar de relatos que reflejan el palpitar de su país, antes y después del triunfo de la Revolución (1º de enero de 1959).

De esta manera, y sin percatarse, esa laboriosidad ilimitada la convirtió en el personaje anónimo de las historias que recreaba, envueltas en un particularísimo sello, único boleto para transitar por la autopista de la información, colgadas en su modesto blog.

A LA LUZ DE LAS MIRADAS

Revisar diariamente el correo electrónico se convirtió en una de las mayores satisfacciones de Nuria. Recogía opiniones y sugerencias de sus ávidos lectores, de lugares insospechados, que la animaban a continuar sus cortas crónicas mediante las cuales descubrían a Cuba y su gente.

Así, Mirelva, Julio Ríos, Guillermo, y otros más, salieron del entorno al que siempre pertenecieron: lomas, caseríos y ciudades de la mayor isla de Las Antillas, y se hicieron populares en otras latitudes.

Desde Argentina, el 1º de octubre de 2012 recibió el mejor regalo de cumpleaños. Jaime Rodríguez, un comunista sobreviviente de la dictadura militar, deseoso de ver una revolución triunfante en su país, y admirador del proceso social cubano, le proponía a la novel escritora llevar a imprenta una buena parte de aquellos materiales.

Dicho y hecho. Por ese motivo, relatos desde Cuba, título del volumen de 80 páginas, tomó forma en la editorial OsAma, con prólogo del ensayista y poeta cubano, Víctor Andrés Gómez Rodríguez, el profesor del taller literario que en la década de los 80 condujo a la entonces estudiante de pre-universitario, a bordar con letras su sensibilidad humana.

Meses después, Nuria Barbosa viajó a la argentada tierra, invitada por el veterano luchador, editor del libro, para presentar su primer tesoro de papel.

Escuelas, sedes sindicales, comunidades, centros laborales y bachilleratos populares de Buenos Aires, Mar del Plata, La Plata y Bahía Blanca, conocieron a la cronista que prefirió el encuentro en los días del aniversario 60 del asalto a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en el oriente de Cuba, (26 de julio de 1953), liderado por el joven abogado Fidel Castro, momento de viraje histórico en América Latina.

De Argentina volvió cargada de anécdotas que ya transitan, con su impronta, por la misma vía de las primeras creaciones que la sacaron a la luz. Por ese motivo, relatos desde Cuba, fue catalogado recientemente de interés municipal y legislativo por la alcaldía del Consejo Deliverante de Morón, en el país austral. Próximamente se hará una presentación en Colombia, y México también desea acogerlo.

Del libro se ha hablado en varias bibliotecas públicas cubanas y en escenarios donde transcurrieron muchos hechos narrados en él, pero aún no se ha publicado por las carencias materiales que sufre la nación, consecuencia del bloqueo que durante más de 50 años le impone el gobierno de EE.UU.

Mas, los personajes de esos relatos siguen aquí, aunque algunos estén en otra dimensión, porque la sencillez con que vivieron los inmortalizó, y son el orgullo de este pueblo que tiene en su patrimonio inmaterial la verdadera riqueza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada